ACUERDO DE ALMAS


Con cada persona que forma parte de nuestra vida establecemos UN ACUERDO DE ALMAS. Esto significa que, mucho tiempo atrás, en el reino de LAS ALMAS, prometimos tener un encuentro especial, compartir la vida, modelar la experiencia, completar otra ALMA, al unirnos con ella en esta vida terrenal. Los acuerdos entre LAS ALMAS son compromisos para el crecimiento del ALMA en conjunción con otra.

De esta manera, emprendemos el viaje hacia un estado de conciencia y apertura total que los místicos denominan “ILUMINACIÓN” .
ESTOS COMPROMISOS SON EL MOTIVO POR EL CUAL, en ocasiones, sentimos una EXTRAÑA CONEXIÓN CON OTRA PERSONA; OTRAS VECES, NO ENTENDEMOS QUE ALGUIEN CON CÁRACTER DIFÍCIL FORME PARTE DE NUESTRA VIDA, o nos preguntamos simplemente por qué recorremos la vida junto a alguien, como si existiera un acuerdo silencioso que a su vez puede terminarse abruptamente.

Es así que a CADA PERSONA que conocemos, en situaciones BUENAS O TERRIBLES, BREVES O DURADERAS y cada relación de la que formamos parte representan una pequeña escena en el eterno conjunto humano, cuyo fin es el desarrollo DEL ALMA. Uno podrá asombrarse y comprender que CADA PERSONA PRESENTE EN NUESTRA VIDA TIENE UN IMPORTANTE PROPOSITO: EL DE ENTRAR EN CONTACTO CON NUESTRA ALMA Y HACERLA CRECER; QUE CADA RELACIÓN EXISTE PARA AGUDIZAR LA CONCIENCIA DE NUESTRA ALMA. Así, YA NADIE NOS RESULTA EXTRANO, ninguna RELACIÓN puede verse como UN ERROR o UN FRACASO. A LA LUZ DEL ESPÍRITU, comprendemos que estamos cumpliendo NUESTRO ROL, EN MIRAS A LA RELACIÓN DE UN PLAN PERFECTO Y ETERNO. ATRÉVETE, HAZ QUE SUCEDA. “SE FELIZ”